Aquesta web utiliza cookies tècniques, de personalització i anàlisi, pròpies i de tercers, per facilitar-li la navegació de forma anònima i analitzar estadístiques de l'ús de la web.
Considerem que, si continua navegant, n'accepta el seu ús. Obtenir més informació

CA | ES | EN

'La documentación de los herbarios históricos en Cataluña', primera charla del Ciclo de Coloquios en la Biblioteca del Museu de Ciències Naturals de Granollers

Hacia el año 1917, el botánico Pius Font i Quer, creador y director del entonces Departamento de Botánica del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, ​​escribió al también botánico Antoni de Bolòs que las garantías que esta entidad ofrecía para la conservación de las colecciones botánicas eran únicas ya que disponía de un departamento altamente especializado en "ordenar, catalogar, y conservar un herbario".

Después de más de cien años, esta afirmación sigue vigente, tal como Neus Ibáñez y Laura Gavioli, especialistas en herbarios históricos y trabajadoras del Instituto Botánico de Barcelona, ​​nos mostraron el pasado jueves 29 de noviembre en su charla en la Biblioteca del Museu de Ciències Naturals de Granollers, organizada en colaboración con la Societat Catalana d'Història de la Ciència y la Tècnica.

La charla comenzó con Neus Ibáñez, doctora en botánica, que nos llevó por un recorrido dedicado en el Instituto Botánico de Barcelona y su historia, desde la creación de un departamento dentro del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona hasta el su traslado al actual edificio moderno del Jardín Botánico, pasando por la creación del Instituto en lo que hoy llamamos Jardín Botánico Histórico. Durante todo este proceso se estableció en el Instituto un herbario general que, con miles de pliegos, es un herbario vivo al que se incorporan nuevos ejemplares y se utiliza para la investigación en botánica y otras ramas de las ciencias naturales.

Después, Laura Gavioli, máster en historia de la ciencia, nos habló de los diferentes herbarios históricos con que consta la colección del Instituto Botánico. Quizás el herbario más destacado de toda la colección es el herbario Salvador, una familia de farmacéuticos de Barcelona, ​​que dispone de casi cinco mil pliegues que van de los siglo XVI al XVIII. Pero hay otros, como el herbario de Francesc Bolòs, iniciador de la saga de los de Bolòs, con casi cuatro mil pliegues y también del siglo XVIII, el Vayreda, del siglo XIX y con más de treinta mil pliegues, o el herbario del reconocido botánico Juan Cadevall, sobre todo del siglo XIX.

Como muy bien explicaron Ibáñez y Gavioli, son los archivos documentales del Instituto Botánico los que permiten una búsqueda histórica sobre cómo se recogieron, prepararon y clasificaron las plantas de estos herbarios históricos, lo que nos da información tanto para el historiador como por el investigador científico actual que quiere conocer, por ejemplo, distribuciones de determinadas plantas en el pasado.

Como decíamos, Pius Font i Quer, antes de sufrir la depuración del régimen franquista, fue clave en identificar y reunir los mejores herbarios históricos de Cataluña y en la creación de una institución con un grupo profesional que se encargaba de gestionarlos, lo que dio confianza a otros botánicos o sus herederos para dar sus colecciones.

Al final de la charla se presentó al público el herbario que en los años previos y en los inmediatamente posteriores a la Guerra Civil realizó Antoni Jonch y Cuspinera, hijo de Granollers, que fue el fundador y primer director del Museo de Ciencias naturales de Granollers. Jonch estudió Farmacia, como Font Quer y muchos de los grandes botánicos hasta bien entrado el siglo XX, en Madrid. Allí recogió la mayoría de los ejemplares de su herbario, y tuvo como profesor a José Cuatrecasas, un destacado botánico y defensor de la República que tuvo que exiliarse tras la Guerra Civil y desarrolló buena parte su carrera entre Colombia y Estados Unidos, donde se convirtió en un experto en flora tropical. Parte de la documentación personal de Cuatrecasas se encuentra, de hecho, en el archivo del Instituto Botánico de Barcelona. El herbario Jonch no tiene documentación asociada pero tiene el interés de ser el herbario de un estudiante de Cuatrecasas durante la República y de incluir muchas notas etnobotánicos sobre remedios, usos y etimología de las plantas clasificadas.

Tras la charla se estableció un vivo debate sobre estos herbarios, su historia, su utilidad y situación actual, así como sobre la conveniencia de centralizar los herbarios históricos que aún quedan por Cataluña en el Instituto Botánico, donde se dispone de las instalaciones y el personal especializado en, como decía Font Quer, "ordenar, catalogar y conservar herbarios".

La segunda charla del Ciclo organizado por la Societat Catalana d'Història de la Ciència i la Tècnica y por el Museu de Ciencias Naturales de Granollers se realizará el próximo jueves 14 de febrero de 2019. Xavier Ferrer Parareda, profesor de la Universidad de Barcelona, ​​nos hablará de la figura de Frederic Travé, que en los años cincuenta fue uno de los impulsores y fundadores de la sección catalana de la Sociedad Española de Ornitología, que sigue siendo una de las entidades de referencia en cuanto al estudio de los pájaros. Buena parte del legado bibliográfico y de colecciones de ciencias naturales de Travé terminaron en el Museu de Ciències Naturals de Granollers.


Tornar 
© 2019 Museu de Ciències Naturals de Granollers "La Tela"
Palaudàries, 102. Jardins Antoni Jonch Cuspinera - 08402 Granollers
Tel.: 93 870 96 51 - m.granollers.cn@diba.cat